NUTRICIÓN FUNCIONAL. TU DIETA, TU SALUD

No hay forma de responder a la pregunta “¿Cuál es la dieta saludable que deberíamos seguir todos?” Porque no existe una dieta única y óptima para todas las personas por igual. Sin embargo, eso es exactamente lo que plantean las recomendaciones de salud pública y pautas dietéticas generales. Podríamos decir que esta falacia es la mayor fuente de confusión y el obstáculo más importante para responder a nuestras preguntas clave sobre nutrición. ¿Por qué? Porque, aunque los seres humanos comparten mucho en común, también somos diferentes de muchas maneras: tenemos diferentes genes, expresión de genes, estado de salud, niveles de actividad, historia clínica, estilo de vida, objetivos y creencias… por nombrar sólo algunos aspectos.

La Nutrición Funcional hace hincapié en la importancia de los alimentos de alta calidad y en la diversidad de los fitonutrientes para hacer frente a los desequilibrios clínicos y facilitar a las personas a que alcancen su mayor plenitud en términos de salud. Las evaluaciones de nutrición avanzada y los antecedentes completos basados en la Medicina Funcional permiten una intervención personalizada que se ha creado para fomentar la salud óptima y prevenir las enfermedades relacionadas con el estilo de vida y la alimentación.

La nutrición es la modalidad principal de la Medicina Funcional, un enfoque integrador en la salud. Tal como lo define el Instituto para la Medicina Funcional, “la Medicina Funcional es una evolución del ejercicio de la medicina que cubre mejor las necesidades de atención médica del siglo XXI. Al cambiar el enfoque tradicional de la medicina orientado a la enfermedad por uno más orientado al paciente, la Medicina Funcional no solo estudia un grupo aislado de síntomas, sino a la persona como un todo. Quienes ejercen bajo este enfoque pasan tiempo junto a sus pacientes, escuchan sus historias y evalúan las interacciones entre los factores genéticos, ambientes y de estilo de vida que pueden influir en la salud a largo plazo y en una enfermedad crónica compleja. De este modo, la Medicina Funcional respalda la expresión única de la salud y la vitalidad de cada persona.

¿POR QUÉ NECESITAMOS LA NUTRICIÓN FUNCIONAL?

La prevalencia de las enfermedades crónicas complejas está aumentando en forma global y abarca desde las enfermedades cardíacas y la diabetes hasta el síndrome del intestino irritable, la fatiga crónica, la fibromialgia, las enfermedades psiquiátricas, la artritis reumatoide y otros trastornos autoinmunitarios.

Las enfermedades crónicas son enfermedades principalmente relacionadas con el estilo de vida y la alimentación, que requieren soluciones para estos dos aspectos. Una de las principales fortalezas de la Nutrición Funcional es su enfoque en el estudio mecanismos moleculares individuales que ponen énfasis sobre la enfermedad, al ofrecer los fundamentos para lograr soluciones innovadoras y personalizadas que pueden ayudar a restituir tu salud.

A diferencia con otros enfoques, la Nutrición funcional personalizada tiende a tener en cuenta la composición genética única de cada persona o la capacidad de los alimentos, las toxinas y otros factores ambientales de influir en la expresión genética individual. La interacción entre los genes y los factores ambientales es un componente fundamental en la evolución de enfermedades crónicas y cumple un rol clave en el enfoque de la Nutrición Funcional.

En nutrición es importante saber integrar los factores individuales con las evaluaciones de nutrición, a niveles moleculares y celulares, además del soporte con las investigaciones científicas recientes en nutrición y genómica nutricional. Estas aptitudes prácticas avanzadas son fundamentales para la prevención de enfermedades crónicas, así como el fomento del equilibrio y la salud cuando estas ya se han manifestado clínicamente.

En Bunkay nos apoyamos en este enfoque para ayudarte a conseguir tus objetivos en torno a salud, rendimiento y bienestar; por eso te ofrecemos la posibilidad de ayudarte con el servicio de ‘Coaching en Nutrición Funcional’. Creemos que es importante saber qué hacer, pero es determinante que lo logres hacer. ¿Tú que crees?

 

Alberto Marín

Entrenador personal y Coach de Bunkay