Tips para un sueño profundo

Días de irritabilidad, estrés mental, emociones a flor de piel… Sea como sea, tus sistemas se ven alterados y ello conlleva un desajuste de patrones como el del sueño.

Es importante que mantengas ciertos hábitos para permitirte un descanso pleno. De él va a depender tu máximo rendimiento y la capacidad para hacer un «reset» y poder así iniciar tu nuevo día eliminado las malezas del día anterior.

Estos son algunos tips que pueden ayudarte.

  • Respeta la oscuridad. Elimina el uso de pantallas luminosas como tablets, móviles, TV y Pc una hora previa antes de dormir para que tu ritmo circadiano no se vea afectado. El cerebro puede interpretar esta luz como un estado de vigilia y ello puede ocasionar en nuestro organismo la dificultad para iniciar los mecanismos fisiológicos que activan el sueño.
  • Utiliza una alarma o despertador gradual. Te ayudará a salir del sueño de forma progresiva y no sobresaltado.
  • Elimina substancias tóxicas como cafeína, alcohol, tabaco… previamente a conciliar el sueño. El consumo de éstas interrumpirá tu descanso pudiéndote provocar incluso pesadillas.
  • Utiliza técnicas de relajación. Existen cientos de ellas que puedes aplicar a través de la visualización y/o respiración en el momento previo a irte a la cama. Calmarán tu sistema nervioso llevándolo a un tono similar al basan y facilitando así el inicio del descanso.
  • Cambia las rutinas al anochecer. No conviene irse a la cama habiendo cenado alimentos muy pesados o ingiriendo mucho líquido que puede provocarnos la necesidad de tener que despertar para ir al baño.
  • Practica actividad física regularmente. Esto aumentará tus niveles de serotonina. Ten en cuenta el horario de práctica. No lo hagas en un momento cercano a la hora de dormir ya que puede estimularte demasiado en caso de ser una práctica física muy activa. Por el contrario puedes optar por actividades más relajadas si son cercanas a tu horario de descanso.
  • Toma el sol. Ello hará que tu sistema pueda integrar mejor el ritmo circadiano, nuestro «reloj interno», a través de sensores especializados dentro del ojo que detectan el ciclo de luz y oscuridad en el ambiente y ajustan el ritmo interno para que coincidan.
  • Toma conciencia de la ingesta de tranquilizantes y antidepresivos ya que se oponen a la fabricación de melatonina. Producen un sueño artificial que nada tiene que ver con el sueño natural.

Actualmente, una buena noche de sueño es un lujo casi inalcanzable en la mayoría de personas de nuestra sociedad actual. Así que deseamos poderte ayudar a encontrar el modo de logarlo.

¡Felices sueños!