CERRAR ETAPAS

Blog, Entrenamiento, Estilo de vida, Sin categoría

CERRAR ETAPAS

Así como la propia vida tiene sus fases nacer, crecer, desarrollarse y morir; cada etapa que vivimos tiene también su principio, su desarrollo y su fin, pero, muchas veces nos surge la gran pregunta:

¿Cuándo es el momento de ponerle fin a una etapa?

Si estas esperando la respuesta a esta cuestión, te diré que nunca será el momento perfecto, siempre habrá algún ‘pero’ que te haga volver a plantearlo, volver hacia atrás, no tomar la decisión. Tendemos a aferrarnos a aquello que conocemos, que manejamos, que nos hace sentir cómodos, a la rutina, a lo que nos parece fácil, porque nos asustan los nuevos retos, la incertidumbre de que pasará, el miedo a los cambios… pero te diré más, cuando empiezas a pensar en ponerle fin a un ciclo, es el momento de actuar, de armarte de valor y dejarlo ir, porque dejarlo entreabierto no te ayudará, pero cerrarlo será vital para tu salud mental.

Personalmente, hace un tiempo tuve que tomar una de las decisiones más difíciles de mi vida. A los 5 años entré en el equipo de competición de Fitkid en Bunkay y 17 años después decidí ponerle fin. El por qué no sabría explicarlo, simplemente lo sentí, me di cuenta de que era el momento. Para mí, uno de los requisitos más importantes de estar en el equipo de competición ha sido siempre el compromiso, tanto con mis compañeros y entrenadores, como conmigo misma. Cuando no pude mantener ese nivel de compromiso por el que había luchado tantos años, decidí que lo mejor era salir de ahí. A medida que te haces mayor las responsabilidades y las preocupaciones cambian y yo ya no me sentía ni me veía comprometida de la misma manera que cuando era pequeña.

No te mentiré, fue una decisión muy complicada, que dolió mucho y que costó tomarla porque surgían muchas dudas. Nunca es fácil dejar algo que te ha hecho tan feliz, que te ha dado tantísimo, que ha formado parte de tu vida y, que de hecho, ha construido una gran parte de la persona que soy ahora.

A día de hoy, hay momentos de bajón en los que pienso en volver, pero es normal, ¿no? Hace menos de un año que terminé con una etapa que me ha acompañado durante 17 años, como no me voy a poner melancólica de vez en cuando. Pero no hay vuelta atrás, la decisión que tomé aquel día puso fin a un ciclo pero abrió otro, y de eso se trata la vida, de cerrar una puerta y abrir una de nueva.

No obstante, me siento muy afortunada porque sigo sintiéndome muy cerca del equipo de competición, no de la misma manera, pero tengo la gran suerte de poder trabajar en aquello que me gusta y me hace feliz, de poder enseñar todo lo que sé a los más pequeños, construyendo junto a ellos los nuevos cimientos para que alguno pueda llegar a sentir por las acrobacias lo que yo sentí cuando era pequeña, mi refugio, mi forma de desaparecer del mundo y la manera más humana que he sentido nunca de conectar conmigo misma.

En resumen, no tengas miedo a cerrar una etapa ya que es proceso que forma parte de tu vida, y por mucho que te asuste y sientas que no estas preparad@, debes hacerlo, el simple hecho de planteártelo significa que tu mente necesita un cambio.

Me gustaría terminar con una frase que a mi parecer, no puede tener más razón, dice así ‘A lo nuevo hay que recibirlo con los brazos abiertos y una bienvenida en el corazón’, porque sí, el cierre de una etapa significa el comienzo de una nueva, así que a por ello.

NOTICIAS RELACIONADAS

CERRAR ETAPAS

CERRAR ETAPAS

CERRAR ETAPAS Así como la propia vida tiene sus fases...

COMO GESTIONAR EL MIEDO

COMO GESTIONAR EL MIEDO

CÓMO GESTIONAR EL MIEDO ¿Qué es el miedo? Es algo...